viernes, 26 de diciembre de 2008

despedazando sentimientos

aunque esta noche buena han pasado sin pena ni gloria,
decidí hace un par de años plantearme no dejarme invadir por el sentimiento navideño,
lo único que me hace disfrutar en esta época son los niños que tengo a mi alrededor y pasar una cena frente a la chimenea con la familia.
decidí que no fueran unas fechas para recordar gente que ya no está,
decidí que es mejor recordarlos un día cualquiera al año.
decidí pasar de las comilonas navideñas.
decidí pasar de que me invadiera el gasto compulsivo, que en realidad es lo que pretenden meternos en la cabeza esta fechas tan.... "entrañables".
decidí, decidir que el nacimiento de Jesús no me convencía,
por que no creo que la iglesia con su actitud me esté creando el sentimiento de creer, por que si quieres que la gente te crea haz te creíble.
Y es que con los años empiezas a no creer nada de lo que sucede a tu alrededor.
aunque sopesando este año me ha pasado una cosa bastante desagradable que me ha pronunciado aun mas este sentimiento de no creer en nada, el sentimiento de odio, de reproche, el sentimiento que no te esperas eso de nadie, el sentimiento de haber perdido el tiempo, el sentimiento de haberte sentido engañado, el sentimiento de haber perdido ocho kilos (bueno eso no es un sentimiento eso mis posaderas lo agradecen y los pantalones también (jeje), aunque toda esa mierda ya está pasada también me ha pasado otra cosa totalmente contraria que me ha echo saber que hay ciertas cosas en la vida que merecen la pena.
hay ciertas personas en la vida que te dan la vida.

dedico este tema de hoy a
Susana , que con su lengua de oro me ha ayudado bastante,
a José Luis por los paseos playeros (y esos silencios compartidos, jeje)
a Jesús y Meen por su compañía y apoyo
a toda mi familia (of course)
a mi perro, Arcos, que es el que me obligaba a salir a la calle tres o cuatro veces al día insistentemente "jeje" y que se ha tenido que tragar muchos pensamientos en voz alta, aunque se que de su boca jamas saldrán, jeje
y a mi chico que es quien en realidad me ha echo comprender que aún queda gente que merece la pena.(tq)

pd. feliz 6º cumpleaños a mi ahijada Juani

2 comentarios:

Padme dijo...

bonito post, mariajose. en el mundo hay mucho cabrón suelto, pero de todo se aprende y por supuesto que, aunque en menor medida, también hay gente que merece la pena, así que, disfrútala. ;-)

beso pal finde.

mariajose dijo...

si la verdad es que por suerte hay gente a nuestro alrededor que merece la pena, aunq no nos demos cuenta cuando los necesitas y te das cuenta de que ahí estan, es lo mejor.
un beso padme