viernes, 23 de enero de 2009

y de repente, un angel

hoy toca un pasaje que me ha encantado de un libro que estoy leyendo.
"y de repente, un ángel"
que dice algo, como así:
a primera hora de la mañana, un hombre con dos bolsas llenas de libros llego a la librería de Andrea.
Andrea lo saludó y el respondió el saludo muy educadamente.
Ella preguntó entonces en que podía ayudarlo y el dijo:

-Estos son libros que me robé de esta librería, ya los leí y así que vengo a devolverlos.
Pensando que había entendido mal, Andrea le pregunto:
-¿Usted me está diciendo que estos son libros robados y viene a devolverlos?¿por que viene a devolverlos después de tanto tiempo?
-por que ya los leí -dijo él- ya no los necesito.

Andrea no sabia que decirle, no sabia si aquel hombre estaba tomándole el pelo.
-No se preocupe que están bastante bien conservados -dijo él, muy amablemente, entregándole las bolsas.

Andrea echó una mirada a los libros y calculó que había quince o veinte novelas en cada bolsa.
Los necesité para no suicidarme cuando me dejó mi novia -dijo él-.
Pero ya me enamoré de nuevo.
Ya no los necesito.

Luego le dio la mano y se marchó.

..... que sabor mas dulce me dejó anoche ......


2 comentarios:

Tilie dijo...

Me encantó el fragmento.
Muy buen tema.
Y precioso video, con unas imágenes extremadamente sugerentes.
Creo que no comenté al respecto, pero el tema del post anterior me encantó.
Besos.

mariajose dijo...

gracias tilie
un saludo